“Every addiction arises from an unconscious refusal to face and move through your own pain. Every addiction starts with pain and ends with pain. Whatever the substance you are addicted to - alcohol, food, legal or illegal drugs, or a person - you are using something or somebody to cover up your pain.”
— Eckhart Tolle  (via prelovers)

(via prelovers)

tarkovskologist:

Krzysztof Kieślowski, 1990s
tarkovskologist:

Krzysztof Kieślowski, 1990s
tarkovskologist:

Krzysztof Kieślowski, 1990s
tarkovskologist:

Krzysztof Kieślowski, 1990s
tarkovskologist:

Krzysztof Kieślowski, 1990s
tarkovskologist:

Krzysztof Kieślowski, 1990s
tarkovskologist:

Krzysztof Kieślowski, 1990s

tarkovskologist:

Krzysztof Kieślowski, 1990s

(via bbook)

diario 17/04/14 diario 17/04/14

diario 17/04/14

“Art is really important and having shows in galleries is important but it’s not something that’s always accessible to everyone, and for me the t-shirt was a form of public art. I feel like that’s what I want to create and that’s what you want to create: work that is accessible on another level. To go in the opposite direction is pointless to me.”
diario 12/04/14 diario 12/04/14 diario 12/04/14 diario 12/04/14

diario 12/04/14

Según Eielson, no se accede a ninguna forma de calma interior o de alegría interna sin una larga y paciente disciplina. Este lento proceso no supone, tampoco, una separación del mundo. “No se trata de una fuga de la realidad, sino de un encuentro definitivo con la misma”. El primer encuentro es con el interior de uno mismo. El budismo, nos dice, es “un trajín privado entre el individuo y su propia realidad interior, que luego se transfigura en amor y compasión por las cosas del mundo”. El artista añade: “La llamada calma de la mente en una sola cosa con la paz del corazón, sede definitiva del misterio, de ese misterio que se llama Dios”.

En su locución señala que el zen es de un continuo don de sí: “Quien posee una flor o una sonrisa no puede permitirse guardárselos para sí mismo: es un deber ofrecerlos a los demás…”. Una actitud filosófica o religiosa no impide una posición clara y una decidida lucha por los débiles. Un ejemplo es la lucha por la independencia de los monjes tibetanos.

Sin embargo, Eielson creía que el budismo le confiere al hombre una dimensión cósmica tangible. Cuando el discípulo le pregunta al maestro qué es el zen, este le contesta: “Comer cuando tienes hambre. Cubrirte cuando hace frío. Dormir cuando se tiene sueño”.

El poeta descubre en esa conexión con la realidad, la maravilla de la vida. “Ni las obras de arte más altas ni el pensamiento más elevado ni las más nobles acciones humanas podrían mejorar nunca lo que ya es un milagro.”

*Raúl Mendoza Cánepa

SÉ PERFECTAMENTE QUE MI CASA

Es una estrella

Que se llama vida

Y que esa estrella es la tierra

Y que después tendré otra casa

En otra estrella

Llamada muerte

-Jorge Eduardo Eielson